Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

Cómo Usar Los Rituales Matutinos Para Mejorar Tu Motivación Diaria

diciembre 5, 2014.Buenas prácticas.#hábitos saludables

si-senor Es dificil despertarse y mantenerse motivado todos los días. Realmente lo es.

Diría que es casi imposible encontrar a una persona que TODOS los días de su vida se levante pensando “este va a ser el mejor día de mi vida“.

Alguien que se levante con todas las ganas del mundo y que desde el momento en que abre los ojos no necesite ninguna técnica o ritual que le eleve el grado de motivación a un 100%.

Y sé bien que yo no soy la excepción.

Porque no importa si el día anterior lo pasé fenomenal o si pasé una noche en que descansé totalmente, uno nunca sabe cómo se va a despertar al día siguiente, en qué humor, con qué ganas, cómo va a reaccionar uno al clima o a las tareas que tiene pendientes para ese día.

Y muchos de nosotros dependemos de esa motivación para trabajar en lo que tenemos o deberíamos hacer cada día de forma consistente para acercanos más y más a nuestras metas.

Nada más haz un poco de memoria y recuerda cuántas veces te saltaste una rutina de ejercicios, una sesión de meditación o te hiciste el desayuno más rápido (y posiblemente menos saludable) posible, solo porque tu grado de motivación no era el óptimo…

… y era mejor dejar las cosas para otra ocasión en que sí te sintieras mejor.

Bueno hoy no lo hago… pero mañana sí, ¡mañana de fijo sí!

A mi me ha pasado… muchas veces.

Por eso desde hace un tiempo acá hago todo lo posible por no depender de mi motivación tanto, porque sé que no me puedo fiar de ella.

Básicamente se trata de realizar una secuencia de pasos cada mañana, desde el momento en que me despierto, que me asegure un aumento AUTOMÁTICO en mi grado de motivación para el momento en que termino la secuencia.

Lo que hago es, en otras palabras, implementar un ritual matutino, el cual te detallo a continuación y que puedes tomar de inspiración para crear uno para ti mismo.

Leer mas
COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente