Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

Afronte de la mejor manera los ataques de pánico – sintomas y causas

ESCRITO POR Thomas.Salud Óptima.0 Comentarios

Sabemos que el ser humano puede sentir en determinados momentos situaciones que le suelen generar emociones encontradas. Estas en oportunidades, se pueden presentar acompañadas de diversos síntomas que a su vez, disminuyen la capacidad del cuerpo para materializar distintas acciones y así salir de las mismas.

A ese sentimiento que por momentos nos suele paralizar, le conocemos como pánico. De manera coloquial, el pánico no es otra cosa distinta a una reacción provocada por la sensación de temor a un determinado momento. El pánico, por lo general colapsa el organismo, en especial la mente, por ello es que muchos especialistas han trabajado por años en formulas para evitarlo.

Cuando se profundiza en el estudio de las crisis de pánico en sí desde un punto de vista más objetivo o científico, es posible notar que existen elementos tanto psicológicos como biológicos involucrados. De acuerdo al manual diagnostico estadístico de la APA (1987) los ataques de pánico no son más que “un período de miedo intenso que incluye al menos cuatro de los síntomas característicos”.

En resumen, todos los conceptos y teorías que evalúan los ataques de pánico relacionan el mismo con miedos o temores. Del mismo modo, entienden que el manejo o corrección del mismo, estará dado por la combinación de factores psicológicos y biológicos, para lo cual hoy en día existen profesionales altamente capacitados.

 

Que es un ataque de pánico

A pesar de contar con más de 30 años de escrito, la definición del manual de la APA, es hoy en día la conceptualización más concreta de lo que es un ataque o crisis de pánico. Sin embargo, muchos investigadores sugieren que a lo que es período de miedo o temor intenso, con síntomas característicos, se le debe agregar que no cuentan con una duración determinada y que cada persona puede asumir los mismos de una manera distinta.

A pesar de lo antes expuestos, hay un grupo de conocedores, que viene trabajando el pánico, como un fenómeno netamente psicológico y muy ligado al estrés. Dicho de otra manera, para este grupo, el hombre como ser racional, suele presentar miedo a lo desconocido, pero su ímpetu de saber que hay más allá le genera primero angustias que se traducen en estrés y de allí es que vienen los temores.

Afortunadamente, sea de una u otra forma, hoy se tiene una amplia gama de teorías capaces de ofrecer una solución clara a lo que son las crisis de pánico. Asimismo, estas también cuentan con recomendaciones para disminuir los síntomas de los ataques de pánico, que es lo que más afecta al organismo en sí durante dicho lapso.

 

Síntomas de ataques de pánico

Como se explicó anteriormente, la sintomatología durante los ataques de pánico puede variar, bien sea por la persona o por el tipo de miedo o temor. Un signo característico del pánico es la taquicardia o velocidad excesiva de los latidos del corazón.

Esa taquicardia por lo general deriva en dolores de cabeza. La sangre debido a los latidos llega con mayor rapidez a la cabeza, generando malestar. De igual forma, se pueden presentar nauseas o sensación del vómito o el vómito en sí.

También muchos especialistas hablan de la presencia de mareos y desmayos, de presentarse esta situación, es probable que la misma tenga que ver con el aumento de la presión arterial producto de los síntomas presentados previamente.

Aquellos que relacionan los ataques de pánico con irregularidades psicológicas, sostienen que además de lo descrito, dos síntomas están presentes en momentos de angustia. Sentimientos de separación (en el caso de presentarse en parejas) y los sentimientos de irrealidad (inventar cosas, hablar de algo que no ocurrió).

 

Remedios o soluciones

Afortunadamente, gracias a diversos estudios, hoy existen diversos remedios y soluciones, muchas de ellas naturales para controlar o minimizar los efectos de los ataques de pánico en los individuos. Entre los más efectivos se encuentran:

  • Realizar son respiraciones profundas. Se deben llenar los pulmones empezando por el abdomen y el aire debe ser expulsado lentamente. La respiración desde tiempos ancestrales controla este tipo de situaciones.
  • Vigilar los pensamientos. Pensar en catástrofes no siempre te aporta la oportunidad de evaluar situaciones, todo lo contrario genera más angustia.
  • Dejar de fumar. El tabaco aumenta la hiperventilación y favorece la presencia de ataques de pánico.
  • Reducir el estrés. Es importante identificar las causas del estrés y buscar alternativas para eliminarlos.
  • Realiza ejercicios. Dedicar un tiempo para la realización de ejercicios, permite oxigenar el cerebro y evita los malos pensamientos.
  • Aprende técnicas de relajación. Estas también favorecerán al autocontrol y con ello se evitará entras en crisis de pánico con facilidad.
  • Los nootrópicos también podrían ser un remedio, aunque generalmente se toman para mejorar el funcionamiento cognitivo. De hecho, los nootrópicos también pueden beneficiar a las personas con respecto a su estado de ánimo y los niveles de estrés mediante el trabajo en sus neurotransmisores. Más información en nootropico.org

 

 

Es importante que siempre se busque información con respecto al tema. De sentir que con ella no se puede obtener una orientación concreta es prudente acudir a un médico.

Añade Un Comentario

COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente