Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

Cómo Evitar Las Tentaciones (a lo indebido)

ESCRITO POR Autor.Buenas prácticas, Nutrición Al Dente.0 Comentarios

Desde hace una semana somos 4 en mi casa. Mi esposa, mi bebé, yo (por supuesto) y ahora, mi querida suegra.

Y antes de que pienses algo malo, mi suegra es un SOL y la adoro casi desde la primera vez que la conocí 4 años exactamente, es de las señoras más buenas, pacientes y con el corazón más grande que he conocido.

Lo curioso es que casi no nos hablamos, no porque no queramos, sino porque no hablamos el mismo idioma.

El tenerla con nosotros es una tremenda ayuda, porque si hay algo que nos ha costado a mi y a mi esposa es recibir a nuestra hija sin contar con nada de ayuda extra. Es solo nosotros dos y listo. Nada de mamás, hermanas, tias o abuelas que ayuden.

Tampoco es que somos los únicos que han pasado por esto, pero vaya que ha sido un reto.

Entre esa ayuda que mi suegra nos ha venido a dar, está el aspecto de la cocinada. Porque desde que nació Eva (la bebé Cuerpo al Dente) si hay algo que se ha venido un poco abajo es nuestra nutrición. Porque a veces se TAN cansado para cocinar que optamos ya sea por comer cualquier cosa rápida (que no siempre es buena) o llamamos a pedir comida express.

10 puntos Cuerpo Al Dente menos.

Y si eres padre en una situación similar, sé que me vas a entender. Si no… ya vas a ver 😉

Pero lo que quería contarte (y aqui viene el punto del artículo) es que mi suegrita es de diente dulce como dicen. Al menos un tercio de esa maleta rosada venía LLENA de manjares.

Galletas, dulces, chocolates, jaleas, pasteles y demás cosas que siempre veo cuando voy a la casa de mi esposa .

Como te dije, yo a ella la adoro y sería incapaz de decirle que no traiga esas cosas (aparte que mi esposa siempre añora todas esas cosas), pero muchas de esas cosas que trajo, están ahora a plena vista en la mesa de la cocina.

Algunas cosas están guardadas en la alacena, pero por ejemplo hay un pastel de chocolate con vainilla que cada vez que entro a la cocina, siento como si me clavara sus ojos y me llamara asi como…

aquí estoyyyy…. cómeme cómemeeeee….

Era casi como caminar por la calle y sentir como un francotirador me tenía apuntado en su mira desde el edificio al otro lado de la calle.

como evitar las tentaciones

Era terrible porque sentía cómo yo y todos en mi casa iban a caer facilito en la tentación de comer varias veces al día dicho pastel, y eso era poco amigable con las barriguitas.

Así que tenía que hacer algo al respecto.

Como Evitar La Tentación

Y te voy a ser franco porque tampoco voy a jugar de muy fuerte. Sí comí del pastel y un par de veces fue por esa necedad que se traía conmigo.

Y es que en mi casa lo que se acostumbra a tener en la mesa son frutas y nada más. Bueno, ahora también tenemos varias cosas relacionadas a las botellas de la bebé… pero fuera de eso, casi siempre son frutas y tal vez un par de las botellas donde guardo mis cápsulas de Omega-3 y mi multivitamínico.

Cada vez que compramos algo dulce o “indebido”, lo ponemos ya sea dentro de la refrigeradora o dentro de la alacena, pero en la mesa? Nunca. Eso ya sé cómo termina.

Tener comida indebida en la mesa no hace más que incitarnos a comerla, a veces varias veces al día. A veces no dura ni un minuto ahi puesta y ya está en proceso de digestión en el estómago de alguien en la casa.

evitar la tentacion

Y cuando algo asi de rápido sucede, solamente le abre el camino a comprar MÁS de ese producto. El ver este tipo de comidas (galletas, dulces, papitas tostadas, chocolates, pasteles y demás) no hace más que jugar con nuestras mentes y nuestra voluntad, las cuales muchas veces son muy débiles.

Por eso luego de unos 4 días de ver estos pasteles en la mesa de la cocina (ah sí, porque no fue sólo uno, fueron 2 o 3!) yo sabía que no le iba a hacer bien a nadie.

Por mi lado yo no quiero almacenar grasa abdominal de más, mi esposa está tratando de bajar el peso extra después del embarazo y sé que mi suegrita quiere bajar de peso aunque no lo diga mucho.

Por eso hice lo más fácil: poner el pastel dentro de la alacena.

Bueno lo más fácil era simplemente botarlo a la basura, pero yo no quiero ser declarado una persona non grata 🙂

Desde que hice esto la vida del pastel se extendió y hasta creo que ya nadie como de él tanto como antes.

Y esa es tu tarea para esta semana:

Elimina la tentación.

Explora tu cocina y mira qué tienes a simple vista. ¿Son frutas y verduras? ¿son galletas, dulces y pasteles? ¿Una mezcla de los 2?

Explora tu cocina y bota, regala o pon todo lo indebido fuera de tu vista, lo más lejos y escondido que puedas.

Y no sólo en tu cocina. Ve a tu comedor, sala, dormitorio y ahi mismo en tu escritorio. Haz una limpia de tus espacios y líbralos de toda esa comida chatarra que no te va a yudar en NADA a lograr tus metas, no importa cuáles sean: bajar de peso, correr una maratón o simplemente mejorar tu alimentación.

Si puedes deshacerte de toda esa comida mejor para tí, porque como bien sabes, todo lo que existe en tu cocina, será consumido por ti o alguien de tu familia.

Así que deshazte de la comida chatarra de la forma que quieras, EXCEPTO comiéndotela! <– Tweetea Esto!

Cuando quieras comer algo fuera de la dieta, o como le digo yo “comida trampa” hazlo fuera de tu casa. Haz que tu casa sea territorio sagrado. Limpio. Lleno de sólo comida saludable que te ayude a lograr tus metas.

frutas-en-mesaEmpieza la buena costumbre de tener algunas frutas (como las frutas quema grasa) en un plato bonito decorativo en la mesa de tu cocina o hasta en la mesa de tu comedor. Unos 3 bananos, 2 manzanas y una pera por ejemplo. Aparte de rico, ¡se ve muy bien!

Esta práctica aumentará muchísimo tu consumo de frutas (y el de tu familia), lo cual elevará tu consumo de vitaminas, minerales y fibra, mejorando así la forma en que tu organismo operará todos los días y ayudándote, claro está, a quemar grasa, mejorar tus niveles de energía y bajar de peso más rápido.

Empieza hoy mismo. Si estás en tu casa ve y hazlo y si estás en tu trabajo, que sea la primera cosa que hagas cuando llegues a tu casa.

Estoy seguro que no lo lamentarás.

Añade Un Comentario

COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente