Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

Se consideran productos ecológicos todos aquellos que se producen de forma natural sin utilizar producto químico alguno, ya sean pesticidas, fertilizantes, herbicidas u hormonas de crecimiento. Este tipo de procesos agrícolas utilizan materiales orgánicos, reciclados y, por supuesto, naturales. Los productos eco son los únicos que nos garantizan no contener ningún ingrediente transgénico durante el proceso de elaboración.

¡Declara la guerra a los transgénicos!

Productos ecológicos

Son alimentos transgénicos aquellos que se han modificado genéticamente añadiendo un gen de otra especie para conseguir que tengan unas características determinadas. En España está permitido producir y consumir productos transgénicos, siendo unas variantes del maíz y de la soja los más consumidos. Sin embargo, ¿son buenos para nuestro organismo? Al día de hoy se desconoce si esos alimentos genéticamente manipulados podrían producir efectos secundarios a largo plazo en el ser humano.

Los que sí se ha demostrado es que los productos ecológicos son más gentiles con nuestro cuerpo y mejores para nuestro organismo. Por eso, yo no lo dudo, soy una apasionada de los productos naturales y orgánicos.

Parece que el término ecológico se ha puesto de moda en los últimos días pero recordemos que no es, ni más ni menos, lo mismo que hacían nuestras abuelas y abuelos antaño. Yo misma recuerdo plantar con mi abuela patatas, tomates y demás verduras, usar como abono estiércol y, trascurrido el tiempo necesario, recolectarlo. ¿Habéis olido alguna vez un tomate recién cogido? Huele a naturaleza pura y dura, es la viva imagen del transcurso del ciclo del
ecosistema.

Sin embargo, no todo son verduras u hortalizas. Pensemos, por ejemplo, en la miel de toda la vida, la que nos venden en esos tarritos de vidrio artesanales. La miel ecológica, al igual que cualquier otro producto bio, debe seguir un proceso por el que se controla a las abejas y su raza, su alimentación, las características de los colmenares y su situación, sus tratamientos veterinarios, etc.

¿Cómo saber si un producto es ecológico?

Es muy importante saber lo que consumimos ya que va a parar directamente a nuestro organismo. Es bueno saber, por ejemplo, que la comida ecológica posee menos cantidad de agua y más nutrientes que la convencional, o que los pollos ecológicos tienen un estilo de vida natural, caminan por el campo, les da el sol y se alimentan de hierba o maíz natural. Un pollo criado de manera natural tarda en torno a cuatro meses en conseguir el peso adecuado para su venta, cuando los convencionales, los que podemos encontrar en cualquier supermercado, solo necesitan un mes y medio. ¿Cómo es posible que esto sea bueno?

Para identificar los productos orgánicos puedes seguir 2 métodos: oler los tomates y pimientos, para ver si te transportan a tu infancia; o fijarte en su sello de calidad. Todo producto eco debe llevar asociado un sello de la Unión Europea, una hoja verde, que acredite que cumple la normativa establecida. De esta manera, cualquier persona que consuma un producto con esta etiqueta tiene garantizado que el producto:

Productos ecológicos

  • Procede de la agricultura ecológica y directamente del productor
  • El 95% de los ingredientes usados se han producido de manera “ verde”
  • No se han usado hormonas del crecimiento ni nada que modifique genéticamente el producto
  • No se han usado sustancias artificiales tales como colorantes u aromas
  • Su denominación ecológica viene certificada por un organismo competente, en este caso, la Unión Europea.

Esta certificación se renueva cada año, por lo que los productores tienen que cumplir en cada momento con los estándares necesarios; de lo contrario, perderían su acreditación de productor ecológico. Esos estándares a los que deben ajustarse controlan el estado de la producción, los productos empleados, las posibles fuentes de contaminación y, sobre todo, hacen especial hincapié en la situación del animal (si ha tenido alguna enfermedad, qué
medicamentos ha consumido, etc.).

En América del Sur la certificación de calidad viene determinada por cada uno de los países indistintamente. Aunque deben seguir unos estándares internacionales de calidad y producción, será cada país el que considere qué alimentos son ecológicos y cuáles no.

Latinoamérica es uno de los mayores proveedores y exportadores a nivel internacional de productos ecológicos. El consumo de estos productos ecológicos o naturales está aumentando notablemente en los últimos años a nivel mundial. La nueva forma de comer de los millennials empuja a las industrias a cambiar su manera de producir y adaptarse a lo que los individuos quieren. ¿Será que cada vez nos preocupamos un poco más por nuestra salud y
somos conscientes de lo que nos jugamos?

Sobre el autor:
Rosario García: Periodista y especialista en redes sociales y Marketing digital, actualmente resido en Londres. Me encanta conocer, investigar y perderme en otros mundos, ya sean reales o ficticios, a través de un libro, una foto o un viaje. Inquieta y curiosa a partes iguales, vengo a ser lo que mi abuela llamaba “culo de mal asiento”. Me encanta contar historias y, sobre todo, que me las cuenten.

Añade Un Comentario

COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente