Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

Vamos solo un poquito” … “Solo se vive una vez” … “Te lo mereces” … “No te hará daño” … “Vaya que obsesión tienes” … “Es mi cumpleaños!” … “bah que aburrido/a te hiciste” … “lo hice especialmente para ti” … “un pedacito nada más, pruébalo” …

presion social

¿Alguna vez has oido alguna de estas frases?

Apuesto que sí. Se llama Presión Social… y apesta.

Y hoy te voy a ayudar a contrarrestarla de forma efectiva con varios 7 trucos que tengo bajo la manga.

Porque cuando tomas la decisión de bajar de peso, mejorar tu salud, tu físico y tu vida en general, son tus amigos, colegas y familiares los que se vuelven un GRAN problema.

En tu mundo te esfuerzas por hacer las mejores elecciones para hacer ejercicio, comer rico y saludable (cosa que muchos de ellos no saben que es posible), pero cuando tienes un evento social… vaya, que lío…

Y es que a menos que tu grupo de amistades/familiares tenga metas similares a las tuyas, siempre habrá al menos UNO que te presione para que te comas ESE pedazo de pastel o que cuestionará tus motivos para no comer como ellos lo hacen.

Eres Una Amenaza Para Ellos

Y la verdad es esta: Ellos están tan acostumbrados a su forma de ser (e inclusive a la forma en que siempre fuiste) que cuando ven un cambio en su rutina… se asustan. Se les paran los pelos. Se sienten amenazados. Y automáticamente y sin pensarlo hacen lo posible porque todo se quede igual (y eso incluye tu forma de ser).

Y es difícil, porque tus los quieres, los estimas, has pasado grandes ratos con ellos y no quieres herir sus sentimientos o que piensen que te volviste loco(a) por el nuevo estilo de vida que has decidido llevar.

(Que no tiene nada de loco por cierto, locura es más bien meterle basura al organismo como hace el 80% de la población)

Por eso, aquí hay algunas estrategias que puedes implementar para contrarestar esa presión social, sin tener que caerle mal a nadie, y poder seguir en pie de tus metas.

Como Luchar Contra La Presión Social

Hablando de locuras, esta te parecerá una…

1. Cómete Un Bocado

Si sabes que tienes una buena fuerza de voluntad y ya no soportas que te insistan tanto, anda y cómete un bocado de eso que te ofrecen. Un bocado no hará ni en sueños algo malo por tu salud o tus metas, especialmente si el resto de tu alimentación está “al dente“.

Así que agarra un tenedor, extiende tu brazo y toma un pequeño bocado. Esto calmará las aguas sociales y te quitarás ese antojo que puedas tener por probarlo. Así no harás que nadie se sienta mal por rechazar su generosidad.

Pero recuerda, un bocado y listo 😉

2. Crea Una Distracción

Si estás en una reunión con familiares o amigos y ves que están pasando entre todos esa comida que no encaja con tu nueva alimentación, crea una distracción. Empieza a hablar de un tema llamativo o polémico, de algo que te pasó o pregúntale a alguien sobre un evento importante en su vida.

Así podrás desviar la atención fácilmente cuando rechaces al plato y las personas a tu alrededor no le darán mucha importancia. Inclusive podrías excusarte y decir que tienes una llamada, que tienes que ir al baño o algo por el estilo.

Entre menos conversación haya con respecto al tema de “¿por que no quieres comer helados?“, menos caerás en la tentación de ceder ante la presión social.

3. Sírvete, Pero Un Poco

Si de lo que estamos hablando no es de un postre, sino de una parte importante de la comida principal que está totalmente fuera de tu “dieta”, sírvete solo un poco (si te lo ofrecen) y asegúrate de rellenar tu plato con todo lo demás que sí sea saludable (ensalada, carne, verduras, etc).

Si el plato te lo van a dar ya servido, anda y pídeles que te sirvan poco de esto y más de lo otro, con el pretexto de que “se ve delicioso” o “es que el _____ me encanta mmm“, verás que no hay nada de malo en ello.

4. Prepárate De Antemano

Si sabes que vas a salir con un grupo de personas a un restaurante donde no habrán muchas opciones saludables, asegúrate en tu casa de hidratarte bien y de comerte un snack saludable una media hora antes de irte, como por ejemplo un exquisito batido de proteínas.

De esa forma cuando estés en el restaurante con tus amigos/familiares, sólo comerás algo pequeño de la mejor opción (o como dicen, de la “menos peor”) que encuentres. Podrás decir que no tienes mucha hambre o simplemente que no te apetece, sin tener que decir que te pusiste a comer antes del evento.

También podrías decir que algo que comiste temprano no te cayó bien o que eres alérgico a alguno de sus ingredientes.

mis amigos me presionan

5. Toma La Iniciativa.

Cuando se aproxime un evento o cena en compañía, toma la iniciativa y haz la propuesta de ir a un restaurante donde sabes hay opciones saludables y que a todos les gustarán.

Otra opción es, que cuando pidan alguna comida en conjunto, como una pizza, haz todo lo que puedas por hacerla la pizza más saludable del planeta Tierra.

Puedes pedirla con pan delgado, con poco queso, con nada de embutidos y con una buena cantidad de verduras como tomate, pimiento, cebolla, espinaca, etc. Y si la pizzería tiene ensaladas(la mayoría lo tienen), pídete una, así podrás comer menos pizza y más verduras frescas.

Por último, si la única forma en que tus amigos o familiares se reúnen es en restaurantes o bares, haz la propuesta de hacer algo diferente. Ir al parque durante el día y hacer un picnic o asado, ir a un parque de diversiones, un lugar turístico, al cine o algo por el estilo o inclusive en tu hogar. (<– excelente opción!)

La comida no tiene que ser necesariamente el centro de atención de reuniones sociales, recuérdalo.

Toma la iniciativa y no dejes que otros tomen control sobre tu vida. (<—¡Tweetea esto!)

6. SE FIRME

Si ya llevas buen tiempo con un buen set de hábitos saludables que te están dando resultados, ve preparado a este tipo de reuniones. Ten un plan. No sólo piensa en las 5 anteriores estrategias, también aprende a ser firme en tus convicciones

No se trata de ser pesado y echarles en la cara a las demás personas el tipo de vida que llevan. 

Se trata de creer más en ti mismo y en tus preferencias.

Si la presión es demasiada y nada de lo anterior te sirve, aprende a decir que prefieres no comer eso que te ofrecen y que preferías hablar sobre otra cosa, como algo importante que esté pasando en la vida de esa u otra persona del grupo.

O como mencioné antes, que no tienes hambre o que ese tipo de comida no es tu favorita. Nadie se pondrá a argumentar contigo por eso.

7. Búscate Otro Círculo De Amigos

No hay mejor forma de no tener que lidiar con la presión social, que tener amigos que no te presionen y al contrario te alienten.

Si sabes que tu círculo de amigos no tiene una buena influencia en tu físico, salud y estilo de vida, empieza a socializar con personas que sí se interesen por su salud, personas que tengan metas similares a las tuyas y sepan lo IMPORTANTE que es esto para ti.

¿Sabías que que eres el promedio de las 5 personas con las que compartes más tiempo?. (<– ¡Tweetea esto!)

Búscate amistades que tengan propósitos similares a los tuyos, o mejor aún, con personas que hayan LOGRADO lo que tu quieres lograr. Verás como tendrás un éxito asegurado en mucho menos tiempo.

Toma Tiempo

Estas estrategias funcionan, te lo aseguro, pero puede que te tome tiempo irlas adaptando en tu vida social. Lo bueno es que luego de un tiempo de usar las mismas tácticas la presión social a la que eres sujeto(a) actualmente irá disminuyendo más y más con el pasar del tiempo.

Lo MEJOR de todo es que después de pasados varios meses, esas personas verán cómo has cambiado, lo bien que te ves y te sientes y hasta te empezarán a pedir tips y trucos sobre cómo le hiciste.

Te sentirás fenomenal, acuérdate de mi.

Y si deseas más estrategias cómo estas para bajar de peso, no te pierdas mis 10 Claves Principales Para Bajar De Peso, que forman parte de lo que yo llamo la “Anti-Estrategia” para adelgazar y mantenerte en forma.

Para verlas, solo visita esta página.

Para Terminar

Recuerda ante todo NUNCA dejar de ser tú mismo(a). No trates sólo de “encajar” con tus amistades y tratar de caerle bien a todo el mundo. Se tú, sé orgulloso de lo que eres y de tu nuevo estilo de vida.

Después de todo es TU vida y deberías vivirla de acuerdo a TUS planes, no a los de OTROS.

¡ACTUA!

Y si tienes tu propia estrategia para luchar contra la presión social, ¡compártela abajo en los comentarios!

[imágenes: gylo, barretthall @ Flickr]

Añade Un Comentario

COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente