Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

¿Qué tan buenas son tus promesas?

julio 29, 2012.Motivación Personal.#motivación

Hoy quiero empezar con una corta historia.

Hace alrededor de un mes empecé una rutina de fisioterapia dado que hace ya varios meses hice algo ‘mal’ levantando peso y cuando hacía ciertos ejercicios que requerían los músculos del hombro (como push ups o pull ups) sentía un malestar agudo en mi hombro izquierdo.

Los de la fisioterapia me mandaron varios ejercicios a hacer todos los días (ya que la terapia era solo como 1 ó 2 veces por semana), lo cual significaba que la recuperación corría prácticamente a cuenta mía.

Esta lesión (que es una pequeña inflamación en un tendón) sencillamente me ha inhabilitado el hombro izquierdo y me ha dificultado hacer ejercicio, a tal punto que paré de hacer ejercicio del todo hace unos meses por miedo a lastimarme más.

¿Pues qué pasó ahora? Que aunque yo sabía que tenía que hacer a diario mis ejercicios de rehabilitación para fortalecer mis músculos en el hombro, siempre los posponia.

Me ponía excusas como:

– Uy mejor más tarde porque tengo que escribir un artículo y mandar un correo a los suscriptores.

– Mejor mañana porque hoy estoy muy cansado.

– De fijo empiezo el lunes para empezar fresquito la semana.

– Tengo tantas cosas que hacer que hoy no, veamos tal vez mañana.

– Hoy no tengo ganas.

Y así más excusas sin sentido. Cada día salía con una nueva excusa o repetía una que ya había tomado porque sabía que «era válida».

Todos los días me prometía a mi mismo empezar el día siguiente pero así pasaron como 3 semanas (yo se, que vergüenza) y no lograba arrancar.

¿Cuántas veces le he prometido algo a alguien y lo he cumplido para hacer valer mi palabra?

¿Cuántas veces he hecho todo lo necesario para cumplir una promesa a un ser querido para que me aprecie y me valore?

Entonces, ¿por qué no hago lo mismo conmigo?

Leer mas
COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente