Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

Cómo Comer Saludable Cuando Te Vas De Viaje

ESCRITO POR Autor.Buenas prácticas, Nutrición Al Dente.0 Comentarios

como comer saludable cuando te vas de viajeAprovechando que todavía me quedan unas 6 horas más, este artículo lo estoy escribiendo a 10 mil metros de altura.

Lo mejor de todo es que es un viaje sorpresa, y a excepción de mi padre, NADIE de mi familia me espera, así que te podrás imaginar la alegría de mi familia al verme entrar por la puerta de mi casa 🙂

Así que bueno, hice una más de mis locuras y aquí estoy, en algún lugar sobre el gran Océano Atlántico.

A lo que viene mi artículo de hoy…

Si alguna vez has volado en avión, sabrás que a menos que vayas en la primera clase de Qatar Airways, realmente no es algo nada cómodo.

Los asientos son todos pequeños, a veces se le saltan resortes al respaldar (como me está pasando a mi en estos momentos); estás muy pegado a la persona al lado tuyo; si al del asiento de adelante se le ocurre hacerse para atrás, tu espacio se ve más confinado; y por ultimo, la comida es de lo PEOR.

Por eso, si sueles hacer viajes largos en avión o vas a hacer uno pronto, te daré varios tips para que sepas exactamente cómo comer saludable cuando te vas de viaje y otros trucos para que tus vuelos sean más placenteros.

Cómo Comer Saludable Cuando Te Vas De Viaje (Y Otros Trucos)

1. Estírate.

Antes de sentarte por primera vez y cada 1-2 horas, ponte de pie y realiza varios estiramientos de varias partes de tu cuerpo.

Aquí te van unos ejemplos:

  • Eleva tus talones por 30 segundos;
  • Estira tus brazos hacia arriba (uno por uno) y mantenlos así por 30 segundos;
  • Dobla tus piernas hacia atrás (una por una), tómate el pie con una mano y mantente así por 30 segundos, luego con el otro;
  • Mueve tus pies en forma circular por unos 10 segundos;
  • Vuelve tu torso hacia los lados (sin mover tus piernas) por 5-10 segundos por lado;
  • y por último haz círculos con tu cabeza, estirando tu cuello en todas direcciones.

Todos estos estiramientos te ayudarán a tener menos dolores de prácticamente TODO y a prevenir el temido «síndrome de la clase turista«.

Y si puedes hacer algo parecido a sentadillas, son 10 puntos extra.

2. Camina.

Luego de que termines de estirar, camina un poco por el o los pasillos del avión, un par de vueltas bastará. Esto promoverá un circulamiento de sangre más regulado por tu cuerpo, y estirará un poco tus articulaciones.

Aprovecha también para ir al baño, porque como verás, deberás tomar mucha…

3. Agua.

En el aeropuerto, una vez que pases los controles de seguridad, cómprate una botellita de agua (sin gas) para que lleves contigo. Así podrás tomar sorbos de agua cada ciertos minutos y mantenerte hidratado a lo largo del viaje.

Es cierto que en los vuelos dan agua, pero no lo suficiente a mi criterio.

4. Asiento.

Si viajas en clase turista, trata en la medida de lo posible por viajar en un asiento que de al pasillo.

Yo llevo haciendo esto por años y me ha beneficiado bastante. Primero porque yo soy alto (mido 1.83m) y con mis piernas largas es mejor tener espacio libre que me permita moverlas un poco más.

Esto me permite además estirar mis piernas más fácilmente, y segundo, poder ponerme de pie, estirarme e ir al servicio sanitario si fuera necesario.

5. Comida.

La comida de avión es de lo peor, simplemente lo peor.

La comida es de muy baja calidad, la selección de alimentos no es la más nutritiva y el sabor… bueno, ni te digo.

Hay unas aerolíneas que se esmeran por tener una mejor calidad de alimentos, pero hay otras como Iberia (ejem…) donde nunca he tenido buena suerte.

Si es un vuelo corto (de 3 horas o menos), puedes tener un buen almuerzo antes y solo tomar agua a lo largo del viaje, pero si es un vuelo largo (como el de 11 horas en el que estoy ahorita) tendrás probablemente que comer algo del servicio de la aerolínea.

Mi recomendación:

Unos días antes del vuelo (o el día que haces la reservación), busca en las opciones de tu reserva y escoge un tipo de comida en específico. Usualmente hay una buena lista de opciones, pero mi recomendación es que pidas algo vegetariano y/o sin lácteos.

Yo llevo haciendo esto por un tiempo, y comparando lo que me han dado contra lo que las otras personas han obtenido, te puedo decir que lo mío ha estado siempre mucho mejor.

Hoy por ejemplo mi comida fue una porción de arroz, unas judías verdes, espárragos, ensalada y frutas. La persona a la par mía si no me equivoco tenía en su plato unas albóndigas en salsa blanca que parecían tener más harina que otra cosa, unas papas medio fritas, una ensalada y un pastelito de postre.

Mi plato no es el más saludable que me pudieron haber dado, pero si lo comparas verás que fue mucho mejor al normal que todos tuvieron.

Más adelante ya casi llegando, nos dieron una pequeña comida que puedes ver en la foto. Supongo que podrás adivinar cuál es el mío 😉 Y esto fue gracias a la reserva de comida que no me costó nada extra.

comida de avion saludable

 

Y hay un bono adicional en todo esto: cuando tienes un tipo de comida especial, te traen tu plato antes que al resto de las otras personas. Muy bueno para cuando tienes mucha hambre 😉

6. Snacks

Otra cosa que hice antes de abordar es fue comprarme un tarrito con frutas en el aeropuerto. Lo que yo en verdad quería era una fruta entera, como una manzana, pera o banano, pero no pude encontrar. 10 puntos menos al aeropuerto de Barajas.

Aunque claro, esto también lo podrías traer preparado desde tu casa, es mucha más barato.

Lo que sí me traje fue un paquete con almendras. Los frutos secos como nueces, almendras o anacardos son un excelente snack saludable para estos vuelos largos, además de ser opciones muy sanas.

7. Jet Lag

Por último, un tip para que el jetlag no te de tan duro.

Jet Lag, conocido también como desfase horario, es esa terrible condición que sufres cuando realizas un viaje a larga distancia, entre 2 puntos que se encuentran a muchos husos horarios de distancia.

Por ejemplo, cuando aterrice serán las 2:40 de la tarde del Miércoles, pero dado que yo vengo desde Europa, para mí serán las 0:40 de la madrugada del Jueves. Ya te podrás imaginar el sueño y el cansancio.

Esta es una sensación muy incómoda, ya que no sabes si irte a dormir, quedarte despierto, hacer una siesta o qué. Si te vas a dormir, puede ser que te levantes a las 3am sin tener nada de sueño y que esto se prolongue por muchos días hasta que tu cuerpo se acostumbre. Todo un lio.

Por eso, te voy a dar un tip bien sencillo para hacer esto más llevadero. Pero aclaro, no es un método mágico, porque igual le tomará un poco a tu cuerpo acostumbrarse, pero te aseguro que será más rápido si haces esto.

Va así:

Si vuelas de Este a Oeste, por ejemplo, de Madrid a Ciudad De México, NO duermas en el avión.

Estos vuelos salen generalmente antes de la 1pm y llegan antes de las 6pm, así que lo mejor es que no duermas nada y te aguantes el sueño hasta que sean al menos las 9 de la noche y puedas tener una noche mas o menos normal.

Si vuelas de Oeste a Este, por ejemplo, de Bogotá a Roma, duerme todo lo que puedas en el avión.

Estos vuelos suelen salir por la tarde y llegar bien temprano en la mañana a su destino. Si duermes en el avión, llegarás menos cansado y con menos sueño a tu destino, con lo cual podrás aguantarte hasta tarde y tener una noche también mas o menos normal.

Esto es algo que también vengo haciendo con el tiempo y me ha ayudado montones a no tener un jetlag muy prolongado.

Terminando

Y muy bien, según el mapa de viaje ya estamos pasando casi por encima de República Dominicana y nos quedan todavía unas 3 horas de vuelo (¡ya casi!).

Así que te dejo, porque ya me toca nuevamente ponerme de pie y estirarme 😉

Y si te gustó este artículo y crees que le sería de interés a alguien que conozcas, me harías un gran favor si lo compartes a través de tu cuenta de Twitter o Facebook. 🙂

Aprende Más

Si quisieras aprender más sobre cómo mejorar tu alimentación, tener una visa más saludable y de paso quemar grasa, dale un vistazo al siguiente artículo donde te doy 5 sencillos pasos para mejorar tu alimentación

=> Cómo Mejorar Tu Alimentación En 5 Pasos

¡Nos hablamos pronto!

Añade Un Comentario

COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente