Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

Cómo hacer medidas de manera efectiva en una casa

ESCRITO POR Thomas.Buenas prácticas.0 Comentarios

Cuando vamos a hacer cambios en nuestras casas, lo primero que debemos hacer es tomar las medidas correctas. Muchas veces, aunque esto parezca algo sencillo, suele resultar difícil de hacer, y terminas solicitando ayuda de un experto para poder validar las medidas. Cuando vas a tomar las medidas de una casa, puedes hacerlo de varias maneras: puedes sacar la cuenta en base a metros, pies o metros cuadrados.

Puedes seguir las reglas generales de medida para hacerlo por ti mismo y eso es lo que te queremos enseñar en este momento. Si deseas medir los pies cuadrados de una casa por ti mismo, debes tomar en cuenta varias cosas. En primer lugar, debes tomar una hoja de papel cuadriculado y dibujar el diseño de tu casa.

Crea un dibujo separado para cada piso para que puedas tener una perspectiva de todo. No es necesario que sea a escala ni tampoco que sea perfecta. Pero, siempre debes tener una referencia de cómo es la forma para que puedas hacer las divisiones.

Los rectángulos y los cuadrados son los más fáciles, comunes de hacer y de visualizar. Tal vez tengas un rincón en particular que tiene una forma circular o un armario triangular debajo de las escaleras, la cual debes verificar de manera correcta.

Seguidamente, debes medir la longitud de cada pared y anotar las dimensiones. Para la habitación circular, mida la longitud o diámetro primero. Para la habitación triangular, mide la longitud desde una esquina hasta su lado más largo. Aquí vas a aplicar muy bien la geometría.

Para medir el área de las habitaciones, debes aplicar una pequeña formula, vas a medir el área multiplicando la base por la altura. Por ende, si tienes una habitación de 22 pies de base por 10 pies de altura, el área de la misma será de 220 pies cuadrados. Esto aplica si estás hablando de lugares cuadrados o rectangulares.

Para medir el área de los lugares circulares, debes aplicar el π por el radio al cuadrado. Te recordamos que el radio es la mitad del diámetro. Por ejemplo, si tienes que el diámetro de la habitación es de 14 pies de diámetro, la mitad sería 7 y cuando la multiplicas al cuadrado te daría 49 por el π que es 3.14 serían 153.86 pies cuadrados el cual podrías redondearlo a 154.

Si vas a medir el área de la habitación triangular, debes cumplir la fórmula de base por altura y lo divides en 2. Si la base es de 14 pies y tiene una altura de 7 pies, esto lo vas a multiplicar entre sí y dividirlo entre 2 lo cual te daría como resultado 49.

Debes tomar en cuenta que cuando tengas el resultado de todas las áreas, estas debes sumarlas todas juntas para poder tener las dimensiones de la casa en pies cuadrados.

Te recomendamos que, la primera vez, tengas la ayuda o asesoría de un profesional. Estos están tan capacitados para hacer conversiones de este tipo, que con solo mirar los espacios ya saben cómo hacer el trabajo.

Al principio, cuando estás aprendiendo a tomar medidas, podrás ver que los pies cuadrados se pueden volver un poco turbios. Las áreas como tu patio, el garaje, sótano y hasta el ático, aunque claramente son partes de tu hogar, no necesariamente se consideran parte del área bruta habitable. Sin embargo, existen algunas excepciones.

La única manera, de que tomes en cuenta el ático como parte de las dimensiones de tu casa, es que este se encuentre en el techo y ya esté terminado.  Una buena prueba de fuego para determinar si un área cuenta es si la habitación se calienta o enfría por los mismos medios que el resto de la casa.

Si tu casa tiene aire acondicionado centralizado pero tu patio cerrado tiene un enfriador de pantano, no puedes contar el patio en las dimensiones de la casa.

Los sótanos solo se cuentan a veces. Dependiendo de la zona, así como si está terminado o no. Cuando tomas en cuenta todo esto, ya estás preparado para tomar medidas completas.

Estos detalles son los que hacen la diferencia en cuanto al tamaño de la casa. Esto se puede usar para la remodelación de tu casa, a la hora de pedir una cotización, o cuando vas a hacer la venta de la misma.

Categorías: Buenas prácticas

Añade Un Comentario

COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente