Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

Una de las cosas que más extraño de mi país es su comida, y aunque uno trate de mantenerse en línea o en forma, el día que a uno se le atraviesa al frente un plato típico que uno añora por meses (como el Gallo Pinto en mi caso), ese día a uno se le olvida a uno todo!

Somos humanos no?

Ahora uno de mis platos preferidos es el famoso Gallo Pinto, muy típico de países como Costa Rica y Nicaragua.

Ahora, si uno está bajo un régimen de adelgace, cero grasas, cero azúcares o al menos mantener todos ellos al mínimo, es posible convertir la mayoría de las recetas que existen en una versión más saludable de ellas y hoy lo experimentaremos con el Gallo Pinto.

La diferencia radicará principalmente en sus ingredientes.

receta gallo pinto

Receta Gallo Pinto (normal)

Los ingredientes usuales de un gallo pinto son los siguientes:

  • Media cebolla picada
  • Medio chile dulce (o pimiento) picado
  • 2 Tazas de arroz blanco cocinado
  • 1 Taza de frijoles negros cocinados
  • 1 diente de ajo
  • Una ramita de culantro (cilantro)
  • Salsa Lizano (o salsa inglesa) al gusto
  • 1 cucharada de margarina o mantequilla
  • Sal y pimienta

Receta Gallo Pinto (saludable)

Para la versión saludable utilizaremos los siguientes ingredientes:
  • Media Cebolla picada
  • Medio chile dule picado
  • 2 Tazas de arroz integral cocinado
  • 1 Taza de frijoles negros cocinados
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Ramita de culantro
  • 1 Cucharada de salsa Lizano Suave
  • 1 Cucharada de Aceite de Coco (o de Oliva si no pueden conseguir)
  • Sal y pimienta
Ven la diferencia?

 

Muchos podrán llegar y decirme: «¡Estás loco! Gallo Pinto con arroz integral no es Gallo Pinto! y encima con aceite de Coco? Nunca!»

 

Para esas personas entonces mejor media vuelta y que sigan comiendo su versión original.

 

Pero si los demás queremos una versión que se alínie más con nuestras metas, hay que hacer unos cambios. Al final verán que la diferencia no será tan abismal.

 

Ahora, ¿por qué arroz integral? La diferencia en calorías entre una taza de arroz integral y una taza de arroz blanco es nula. Lo que pasa con el arroz integral es que tiene una capa extra la cual es removida para luego tener el típico arroz blanco. Esa capa que le quitan está llena de fibra! La fibra como les comenté en el artículo sobre cómo bajar los triglicéridos, nos ayuda a mantenernos satisfechos por más tiempo, nos ayuda a eliminar toxinas y además excesos de grasa en nuestro cuerpo.

 

¿Por qué Salsa Lizano Suave? Si fuera por mí, yo eliminaría la Salsa Lizano de la receta. Y aquí llega el mismo tipo de antes y me repite: »Tas locoooo!!»
¿Alguna vez se han fijado en sus ingredientes? El primer ingrediente es agua, y después de este: azúcar. La misma azúcar que ademas de ayudarnos a engordar, puede causar diabetes y muchos otros males. En su versión «Suave», el azúcar no fue eliminado (muy astutos), pero sí posee menos sodio y la cantidad de grasa fue reducida.

 

¿Por qué Aceite de Coco? Sobre este tema podría escribir 5 artículos, pero se los resumo en un pequeño párrafo. Solo para empezar, el aceite de coco es un tipo de grasa saturada mucho más estable y menos inflamatoria que otros aceites poliinsaturados como el típico aceite de maíz. Si quieren hacer un cambio radical en sus cocinas, empiecen a cocinar con Aceite de Coco, yo lo hago desde hace ya más de un año y es una maravilla. Además, su cicna se verá más limpia, ya verán de lo que les estoy hablando….
Y por si se lo preguntan: NO, la comida no les va a saber a coco. Es aceite, no leche de coco.

 

Si del todo no tienen, no quieren o no pueden conseguir Aceite de Coco, su segunda mejor opción es el aceite de Oliva (pero deben usarlo a fuego bajo).

 

Una vez aclarado eso, seguimos las instrucciones usuales:

 

  1. En una sartén, ponemos al Aceite de Coco a calentar y luego agregamos la cebolla y el chile dulce. Cuando la cebolla esté dorada, ponemos el ajo triturado.
  2. Seguidamente agregamos los frijoles con algo de su jugo y los cocinamos por unos 4 minutos.
  3. Luego agregamos el arroz poco a poco mientars vamos mezclando con el resto de ingredientes. Una vez que esté bien revuelto, agregamos la salsa lizano. Revolvemos de nuevo.
  4. Cuando ya esté listo, agregamos el culantro picado, cocinamos por un par de minutos y si le hace falta le agregamos sal y pimienta
  5. Listo, ya tenemos el gallo pinto, a comer!
Formas de hacer gallo pinto hay como familias hay en mi tierra, lo importante aquí es manener los ingredientes citados, el resto corre por cuenta suya.

 

Espero que esto les abra la mente un poco y apliquen estos principios a muchas de sus recetas. Muchas recetas tienen una versión más saludable de ellas mismas, es solo encontrar la manera de hacer ese switch.

 

Ojalá les guste y disfruten este plato 😉

Y si quieren más recetas saludables, les recomiendo que adquieran el programa Cocina Metabólica, que cuenta con más de 250 recetas para quemar grasa. ¡Es increiblemente bueno y sus recetas deliciosas!

Por último les agredezco su apoyo compartiendo su historia en la barra inferior. Su amor por este blog es más que bienvenido!

Imagen

Otros artículos que te pueden interesar.

Añade Un Comentario

COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente