Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

Cómo Evitar Las Tentaciones (a lo indebido)

mayo 27, 2013.Buenas prácticas.#cocina

Desde hace una semana somos 4 en mi casa. Mi esposa, mi bebé, yo (por supuesto) y ahora, mi querida suegra.

Y antes de que pienses algo malo, mi suegra es un SOL y la adoro casi desde la primera vez que la conocí 4 años exactamente, es de las señoras más buenas, pacientes y con el corazón más grande que he conocido.

Lo curioso es que casi no nos hablamos, no porque no queramos, sino porque… no podemos.

El tenerla con nosotros es una tremenda ayuda, porque si hay algo que nos ha costado a mi y a mi esposa es recibir a nuestra hija sin contar con nada de ayuda extra. Es solo nosotros dos y listo. Nada de mamás, hermanas, tias o abuelas que ayuden.

Tampoco es que somos los únicos que han pasado por esto, pero vaya que ha sido un reto.

Entre esa ayuda que mi suegra nos ha venido a dar, está el aspecto de la cocinada. Porque desde que nació Eva (la bebé Cuerpo al Dente) si hay algo que se ha venido un poco abajo es nuestra nutrición. Porque a veces se TAN cansado para cocinar que optamos ya sea por comer cualquier cosa rápida (que no siempre es buena) o llamamos a pedir comida express.

10 puntos Cuerpo al Dente menos.

Y si eres padre en una situación similar, sé que me vas a entender. Si no… ya vas a ver 😉

Pero lo que quería contarte (y aqui viene el punto del artículo) es que mi suegrita es de diente dulce como dicen. Al menos un tercio de esa maleta rosada venía LLENA de manjares.

Galletas, dulces, chocolates, jaleas, pasteles y demás cosas que siempre veo cuando voy a la casa de mi esposa .

Como te dije, yo a ella la adoro y sería incapaz de decirle que no traiga esas cosas (aparte que mi esposa siempre añora todas esas cosas), pero muchas de esas cosas que trajo, están ahora a plena vista en la mesa de la cocina.

Algunas cosas están guardadas en la alacena, pero por ejemplo hay un pastel de chocolate con vainilla que cada vez que entro a la cocina, siento como si me clavara sus ojos y me llamara asi como…

«aquí estoyyyy…. cómeme cómemeeeee….«

Leer mas
COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente