Transforma tu salud, tu cuerpo y tu mente.

Una Historia De Superación Que Debe Ser Contada

ESCRITO POR Autor.Motivación Personal, Perder Peso.0 Comentarios

PREFACIO

El día de hoy tengo les tengo que se podría decir el primer artículo escrito por una de mis seguidoras, su nombre es Ingrid.

Ingrid se acercó a mi en Setiembre y me dijo que tenía una historia de éxito que contar y compartir con los lectores de Cuerpo Al Dente. No la compartí antes por «falta de tiempo» (ya verán a qué me refiero) pero es hora finalmente de contarla.

Sus palabras hablarán por sí solas y estoy seguro que muchos de ustedes se sentirán identificados con su historia, especialmente los que todavía se encuentran en ese estado en el que Ingrid se encontraba entre el 2008 y el 2012.

Para esas personas, les recomiendo leer esta historia palabra por palabra y de principio a fin, que lean cada uno de los problemas por los que Ingrid pasó y qué hizo para solucionarlos, y se den cuenta que no importa cuántas dudas, cuántos miedos, cuántas frustraciones y cuántos fracasos se den, SIEMPRE hay una forma de salir adelante y dejar todo eso atrás.

Porque si Ingrid lo hizo, cualquier puede.

Todo es cuestión de actuar.

Los dejo con Ingrid, una Historia Cuerpo Al Dente más que debe ser contada.

La Historia De Ingrid

ingrid2Mi nombre es Ingrid y actualmente tengo 27 años.

Hace algún tiempo, más o menos hacia el año 2008 era o me consideraba una chica muy saludable. Gozaba de buen estado de ánimo, excelente salud, mi peso estaba controlado (60 kilos) y sobretodo mi energía era única.

Luego de mi graduación, llego para mí la etapa laboral y con ella, mudanza a otra ciudad (la capital de Colombia), cambio de clima rotundo, y todos los desordenes alimenticios y rutinarios que se puedan imaginar; por supuesto, para mí todo era novedad y aseguraba que no estaba haciendo nada fuera de lo normal; por el contrario, podría jurar que mi alimentación seguía siendo la mejor del mundo.

Estaba Engañada

A las 4 am corría a bañarme, arreglarme y salir corriendo a mi oficina. Sobre las 9 am, compraba una arepa asada de harina refinada con queso, huevos revueltos (hechos con aceite vegetal y cero verduritas) y de tomar, un grandioso chocolate caliente (de pastilla azucarada + leche entera). Para mí, un desayuno súper saludable.

Como «no tenía tiempo» mi almuerzo al medio día lo compraba en el restaurante – se pueden imaginar todo lo que traía ese almuerzo: arroz, papa, a veces yuca, tajadas fritas de plátano o papitas fritas, carne o pescado frito, NUNCA ENSALADA (que horror comer ensalada) y un sin número de ingredientes vacios…. Y para finalizar mi almuerzo, obviamente no podía faltar el súper jugo «saludable» (cualquier fruta, hecho en agua o leche y por supuesto bien dulcecito).

Mi día finalizaba con la cena “saludable”. ¿Pero que podía estar mal? Si yo SOLO cenaba un jugo de fruta con leche y solo un poco de azúcar o un café con leche mas unas galleticas “light” y en algunas ocasiones acompañaba mi cena con un pedazo de queso o inclusive un huevo frito con galleticas.

Nunca jamás pensé que mis comidas carecieran de tantas cosas; y lo peor de todo, es que yo argumentaba que siempre me mantendría en mi peso porque solo comía tres comidas al día… cero golosinas. Criticaba mil veces a mis amigas cuando comían snacks saludables. Yo, continuaba solo con mis tres comidas, eso me mantendría regia!

Mis años de comida “saludable” más el stress del trabajo y el sedentarismo pasaron, pasaron y pasaron IGUALES!!!

Fui Una Víctima Más

Para Febrero del 2011 mi peso había pasado de los fantásticos 60 kilos a 85 kilos. Durante el transcurso de ese año, hice muchas dietas que encontraba en internet, aunque la que más recuerdo fue “la dieta de la sopa milagrosa”. Por cuatro meses solo tome sopa todos los días, 3 veces al día….

Quedé esplendida, estaba feliz, mi peso bajó pero sin saber que lo peor estaba por venir!

Obviamente no podía alimentarme con “sopa milagrosa” de por vida. Cuando finalmente me aburrí y llegué al peso deseado, empecé a comer como de costumbre “mis tres comidas saludables” y por supuesto empeoré las cosas…. ¡Mi peso pasó esta vez de 65 kilos a 96 kilos! El mayor de los pesos había sido 85 y ahora estaba en 96! ¿Que había pasado?

Me había matado a punta de sopa y ahora estaba peor que antes. Mi autoestima estaba por el piso, mi risa se había ido y con ella las ganas de salir con mis amigos o mi esposo. Todo para mi, era un desastre! pero no sabía qué hacer…

A principios del 2012 empecé a devorar mi computadora día tras día buscando mil soluciones en internet; para mi sorpresa, además de todas las dietas locas y que ya había hecho, encontré muchas páginas que me mostraban una plana totalmente diferente. Encontré, por cosas de la vida a la Chica de la Dieta, al Doctor Salomón de Ni una Dieta Mas, a Sascha Fitness de Venezuela, a David Diaz Gil en Twitter, y por supuesto a Cuerpo Al Dente

Pasaba horas y horas leyendo y tratando de entender cada una de sus recomendaciones; pero la verdad (aun incrédula) me daba miedo empezar y comer todo lo que decían! Para mí era como comer demasiado y alimentos que nunca antes había imaginado podrían adelgazar. Además, la idea de tomar tanta agua me aterraba, pues yo tenía la falsa idea de que podría empezar a retener líquido y aumentar más de peso…. (Risas) en fin, continuemos…

Pasaron los meses y aunque leía todos los días, no ponía en práctica ni una sola cosa… minimizaba las paginas en mi oficina para que no vieran todo lo que leía (me daba un poco de pena que la gente viera lo que yo estaba leyendo, creerían que estaba loca). Hice un par de preguntas y colocaba por nombre “anónimo”, Confieso que en aquel entonces fui muy reacia al cambio, ya estaba casi en 100 kilos hasta donde iba a llegar si empezaba a comer así? Si con solo 3 comidas al día estaba en ese peso, como seria comiendo 5 veces y tomando tanta agua? Sin contar que la idea de entrenar PESADO en un gimnasio me convertiría en una fisicoculturista con músculos de hombre!!!

Por momentos me decía a mi misma que todos ellos estaban locos! Pero lo chistoso de la historia es que no deje un sola día sin leer sus páginas ? (gracias a Dios).

Mi Estado De Salud

Finalmente, un sábado de agosto de ese año analicé mi vida… me di cuenta de todos los problemas de salud y de ánimo que tenía y fue justo en ese momento cuando me liberé de mis paradigmas, de mis explicaciones “científicas”, de mis temores y decidí hacer algo rotundo!

Ese día de agosto de 2012, analice todos los problemas de salud que tenia, entre ellos:

1. Durante los 8 meses del año 2012, solo había tenido periodo menstrual 2 meses. Cada uno de los cuales había presentado hemorragias durante 8 días consecutivos más cólicos de muerte. En 6 meses de esos 8, había sido súper feliz porque mi periodo menstrual no llegaba y por supuesto a que mujer no le encanta eso!!! –que mal estaba-

2. Los resultados de mi examen anual de ginecología indicaban que tenía “ovarios poliquísticos”, lo cual ocasionaba una serie de otros males, incluyendo la ausencia del periodo menstrual y con eso lo peor “difícilmente podría quedar embarazada”. Aun así, estaba feliz porque yo estoy joven y esos ovarios poliquísticos algún día se irán…. Por el momento seguía sin periodo mes a mes y eso me hacia feliz!!!

3. Todos los días al levantarme, no soportaba mis talones! No sé qué estaba pasando… quizá un mal paso, zapatos de tacón o “espolones” muy probablemente tendría espolones (una especie de hueso adicional que crece en el talón por exceso de calcio). En fin, esa era mi excusa y yo continuaba con el dolor infernal en mis talones todas las mañanas!

4. Mi cara, parecía una galleta con chispas de chocolate (risas), aunque parezca tonto, mi esposo me decía que le explicara porque mi cara tenía tantas señales oscuras… era como si la cicatrización me quedara marcada por todo. En fin, tenia puntos oscuros por toda mi cara.

5. En mi cuello, empezaron a salir unas verruguitas cafés mas una raya oscura en la parte de atrás del cuello (por supuesto yo encontraba la explicación “científica” a todo). Mi explicación para la raya oscura detrás del cuello, era que quizá algún collar de los que usaba me estaba ocasionando alergia o algo así. Igual la raya oscura, cada vez crecía y se atenuaba más…

6. En junio había asistido a cita médica con el dermatólogo, debido a que en mis senos, estaba saliendo una especie de líneas con brillo; no sé cómo explicarlo pero tratare: las líneas eran brillantes, como cuando uno se broncea y luego aparece una especie de cascara sobre la piel que finalmente se cae. Esa cascara es de un tono un poco más oscuro que tu tono de piel original y con un aspecto brillante.

La diferencia es que a mí, no se me caía esa cascara y cada vez mis senos estaban más brillanticos (risas). El dermatólogo me dijo que quizá esto era producto de un estado alérgico a algún perfume o crema corporal. Me envió tratamiento con cremas y remedios.. desaparecieron por 15 días pero para agosto del 2012 otra vez estaban allí ?

7. Mi estancia en Bogota era cada vez peor, debido a mis constantes gripas que se convertían en bronquitis y me hacían ir de urgencia tantas veces que nisiquiera ustedes pueden imaginar. El diagnostico final: Asma. Pero mi teoría “científica” era que la contaminación de la ciudad era la causante de ese mal (otra vez, excusas).

En conclusión mi piel era un desastre, mis ovarios no funcionaban como debía ser, mi cabello se caía por montones, no podía nisiquiera caminar rápido porque no aguantaba el ahogo, mas mis gripas constantes, dolor de talones, verruguitas y manchas; en fin… con 26 años estaba peor que mi mama de 68. Y ni decir de mi peso: Continuaba con el increíble peso de 96 Kilogramos!

Mi vida era entonces un caos total, lo peor de todo, era como me sentía! Cada vez que viajaba a mi ciudad natal de vacaciones la gente se sorprendía al verme tan gorda y yo sufría en el alma esa situación. Mi ropa paso de ser talla 8 o 10 en el 2008 a ser 18 y 20 en el 2012.

Realmente quería morir cuando mi esposo me decía “vamos a comprar ropa” mi cara le mostraba una sonrisa y le decía “por supuesto” pero mi corazón sentía un dolor enorme porque sabía que al llegar al almacén debía pedir tallas grandes y en la mayoría de las ocasiones me decían “señora que pena, este almacén solo maneja tallas para dama hasta la 14 o 16”.

Yo, seguía muriendo… imagínense a mi esposo, él solo me miraba y me decía “tranquila mi amor, vamos a otro lado, además esa ropa que venden acá es muy fea” tan bello, uno siempre tiene a alguien que lo motive aunque ese alguien no sepa que lo que esté haciendo o diciendo es sumar errores….

El peor momento de mi vida fue cuando mi madre me dijo: hija, piensa lo que estás haciendo con tu salud porque la verdad tu esposo luce más joven que tú y él es mayor dos años. ¡Lo vas a perder! Les Juro, que ese día fue el peor de mi vida!

Los Cambios Que Decidí Implementar

Como les comenté, en agosto de 2012, un sábado para ser más exacta decidí cambiar.

Decidí implementar todas las recomendaciones de Cuerpo Al Dente en mi vida y entonces empecé con:

1. Desarmé mi cocina totalmente! Boté panes blancos enteros, botellas de aceite vegetal, mantequilla, chocolate en pastillas, desaparecí toda la azúcar, bote el arroz blanco, la panela, los dulces, las galletas integrales, los refrescos en sobres, las gelatinas en cajas… me enloquecí botando!!!!! Creo que con todo eso, también bote un montón de dinero pero no me importo. ¡El cambio era ya o nunca! Y por supuesto, mi cocina quedó vacía jajaja

2. Tomar entre dos a tres litros de agua al día. Para esto compre un recipiente grande y lo lleve a mi oficina y lo coloque justo al frente de mi teclado del computador. Cada vez que se acababa el agua, salía inmediatamente a llenarlo.

3. Cambié los jugos (TODOS) por agua. Cuando me refiero a todos, es que nisiquiera compraba jugos embotellados, ya que últimamente compraba tés fríos en botella (Dios, eso es peor que hacerlos). Mis comidas ahora se acompañaban con agua o infusiones (te verde o manzanilla).

4. Todos los días al levantarme corría a mi cocina a hacer desayuno de verdad! Desayunaba avena en hojuelas o huevos con verduritas, muchas verduras. Picaba mil cosas los domingos y la refrigeraba. De esa forma todos los días tenia verdura picada para mis huevos. La avena en hojuelas la hacía con leche, agua, un puñado de nueces del Brasil o almendras, a veces le agregaba pasas… el desayuno estaba listo solo 10 o 15 minutos después de haberme despertado.

5. Empecé a comprar alimentos de verdad, como: aceite de oliva, stevia para endulzar, cacao puro en polvo, almendras, maní, pasas, nueces, avena en hojuelas, cajas de tés verde, linaza (en cargamentos), arroz integral, esencia de vainilla, queso ricotta y TODAS LAS FRUTAS Y VERDURAS DEL MUNDO!

6. Llevaba a mi oficina porciones de algunos alimentos para mis descansos; si, empecé a comer durante mis descansos a las 10 am y 3 pm. Puñados de almendras o nueces, huevo cocido, porciones de frutas, queso con jamón entre otras cosas… cuando no tenía nada, simplemente me tomaba una taza de café.

El café fue un largo camino porque no podía tomarlo sin leche y sin azúcar. Pasado algún tiempo ya no lo endulzaba y finalmente ya no le agregaba leche. Hoy por hoy, es café oscuro sin azúcar (nisiqueira stevia) y sin leche ?

7. Por las noches mis cenas “saludables” pasaron a ser realmente SALUDABLES! Empecé a comer proteína (pollo a la plancha o carne) con ensaladas; si, aquellas ensaladas que tanto odiaba, ahora son mis mejores amigas!

Con todos estos cambios llegue a diciembre de 2012 y empecé a notar que aunque mi peso era el mismo y seguía viéndome redondita, por alguna razón que no podía explicar, mi ropa empezó a quedarme un poco grande.

No se imaginan mi alegría; era como mi mayor motivación. La gente aun no se daba cuenta porque aun no me decían nada, pero mi ropa me mostraba signos de que la victoria vendría pronto.

¿Y Los Locos?

Con más entusiasmo, empecé a hacer preguntas bajo mi nombre propio olvidándome de ese “anónimo” que antes usaba (esta vez, ya tenía más seguridad en mi misma y sabia que ellos no estaban locos como creí en algún momento).

Mis preguntas eran específicas, en cuanto a la importancia de los alimentos consumidos y sobre incluir mayores actividades y cambios en mi nueva vida.

Fue así como, el 8 de enero de 2013, finalmente conversando un día con mi esposo decidí ir ese mismo día al gimnasio. Les confieso que me daba muchísima pena ir sola, así que mi esposo pagó por asistir conmigo y acompañarme mientras adquiría confianza. La verdad, nadie me miraba como yo creía que lo harían… y fue así como empecé a incorporar el ejercicio en mi vida.

Y el tiempo que no tenía ¿que pasó? Pues amigos, siempre hay tiempo para todo! Al finalizar mi jornada laborar a las 5 pm salgo derechito para mi gimnasio todos los días por dos horas. Así que ese tema de la falta de tiempo quedo atrás!

Cómo Es Mi Vida Hoy

Este año, he seguido incorporando más cosas a mi nuevo estilo de vida:

1. Hago postres saludables los fines de semana para darme un premio cada 8 días.

2. Incluí el omega 3 en cápsulas tomándolas diariamente, además de vitamina C, proteína en polvo para mis batidos después de rutina (deliciosos) y actualmente tomo dos pastillas de BCAAs después de entrenar.

3. Asisto a clases grupales en mi gimnasio como entrenamiento funcional, Pilates, rumba, spinning etc. Además del entrenamiento DE FUERZA que hago a diario. La idea de crear músculos de hombre, ya sé que es totalmente falsa! No puedo vivir sin mi entrenamiento con pesas y luego una excelente sección de cardio ?

4. Adoro el chocolate (la azúcar ya no me hace falta) pero yo muero por el chocolate; así que ahora compro chocolate negro con un mínimo de 75% cacao. A veces como un cuadrito por las mañanas o después de mi almuerzo. ¡No es frecuente aclaro!

5. También decidí comprar aceite de coco, dado que sus propiedades son muy buenas para la salud y para el proceso de adelgazamiento. Obviamente alterno con aceite de oliva.

6. Es un compromiso para mí las lecturas diarias y el resolver mis dudas de salud y fitness. Así que todos los días busco un espacio para leer las recomendaciones de C.A.D. y de sus colegas. De esa forma me fortalezco y me ayudo a entender el porqué la alimentación sana es un estilo de vida y no una dieta de paso. Mis redes sociales ahora están constituidas por mensajes de apoyo, de motivación y aprovecho esos medios para hacer mil y millones de preguntas sobre salud y fitness.

7. Hago mini retos ocasionalmente. Por ejemplo, este mes tengo un reto al que he llamado “Reto mes”. Tengo una amiga que conocí en el gimnasio y con ella entreno todos los días. Hemos planeado asistir durante un mes seguido (30 días consecutivos) a entrenar en el gimnasio. Esto incluye sábados y domingos. Yo nunca he entrenado los fines de semana. Así que esa es la razón del porque esto es un reto 🙂 Nuestro mini reto.

Amigos, todo esto ha sido un largo y duro proceso en mi vida. El solo hecho de entender que debía cambiar fue prácticamente un reto. Dejar tantas cosas atrás comprendiendo que no eran sanas ha sido realmente un entrenamiento de conocimiento y actitud.

Por ejemplo, la equivoca idea de que los masajes reductores realmente desaparecían la grasa o la idea de que retenía liquido por mis tres litros de agua al día o peor aún, pensar que productos como Herbalife serian mi salvación. Cuán equivocada estaba. Yo pase por mil dietas, consumí mil pastillas e ingerí toneladas de batidos (Herbalife) y al final, todo lo perdido lo recuperaba a la velocidad de la luz.

Yo no tengo nada en contra de esos productos y menos en contra de la empresa Herbalife, pero la verdad deberían pensar en que el hecho de reemplazar comida de verdad por batidos de soya no es lo más sano del mundo.

Lo Que Logré

ingrid

Bueno y se preguntaran cuales han sido mis avances, pues bien:

1. De talla 20 ahora estoy en talla 14 casi 12. Pues ya los pantalones talla 14 tengo que arreglarlos de cintura. Prácticamente en menos de nada estaré en talla 12 completamente.

2. Mi peso, lentamente empezó a disminuir. Mi peso pasó de 96 kilos a 77 kilos. He bajado 19 kilogramos y lo mejor de todo, es que los he bajado sanamente y sin riesgo de recuperarlos!

3. Mi piel esta espléndida! Se fueron todas las manchas y las líneas brillantes. Mi piel está radiante con un tono totalmente parejo.

4. Lo mejor de todo amigas, es que comprendí que mi problema de ovarios, realmente era un problema! Ya hemos recorrido nueve meses de este año y a la fecha tengo 8 meses cumplidos viendo mi periodo menstrual mes a mes en la misma fecha! Yo creo que no existe en el mundo una mujer que este más feliz que yo por esto.

Por el hecho de ver mes a mes que mi cuerpo está funcionando como debe funcionar! Doy tantas gracias a Dios cada mes, que de verdad me rio sola…. 🙂 Mis ovarios poliquísticos desaparecieron y sin tomar ni una sola pastilla de nada. Cero anticonceptivos orales y cero Metformina como en algún tiempo un medico me recomendó para curar mi enfermedad de ovarios.

5. El dolor en mis talones y rodillas mas mi calificación de asmática MURIERON! No tengo nada de eso. Este año he tenido una sola gripe y la verdad solo fue nasal. Dure con gripe como tres días y no más. Cero inhaladores y medicamentos antigripales que me hacían parecer un zombi bostezando y durmiendo todo el día.

6. Mi animo ummm ¿qué les digo? Estoy realmente feliz, animada, entusiasmada, contenta y todos los sinónimos que se puedan imaginar! Tengo un jefe que veo cada dos meses si acaso y la última vez que lo vi (hace 7 días) me dijo “ohhhhhhh Ingrid, sin ánimo de ofenderte, te ves esplendida!, has perdido peso cierto? ¿Que estás haciendo? Todo en ti luce muy bien” jajaja obviamente me sonroje demasiado pues es mi JEFE! Pero la alegría que se siente es indescriptible amigos!

La Lucha Sigue

Amigos, esta es mi historia, mi historia real sin tapujos de nada. Con sinceridad les digo que hoy en día entiendo que esa frase que alguna vez encontré y leí es cierta “Sobrepeso y obesidad no se producen por el consumo de un alimento en particular; por el contrario, son el resultado del desbalance total en la alimentación en general”.

Hoy por hoy, aunque me falta mucho camino por recorrer (aun tengo que llegar a mi talla y peso objetivo), soy la mujer más feliz del mundo. Mi vida ha cambiado y con ella mi manera de vivirla! No les niego que en muchas ocasiones la pereza se apodera de mi pero al salir de mi gimnasio y llegar a casa me doy cuenta que el músculo “reventado” hoy, mañana será menos grasa 🙂 así que eso me motiva mas y mas!

Quiero decirles que Cuerpo Al Dente es el principal HEROE de esta historia. Fue mi guía día a día. Nunca temo ni dudo en hacerle preguntas por tonta que sea y a veces hasta se me olvida que le he preguntado lo mismo pero vuelvo y lo hago y el vuelve y me responde como si fuera la primera vez.

Su trabajo es magnífico y con solo sus consejos he tenido para cambiar mi vida. Estoy segura que todos aquellos que están siguiéndote por lo menos tendrán algo nuevo en sus vidas de salud para contar a partir de tus enseñanzas.

Gracias por cambiar mi vida y por hacerme creer en mí misma otra vez. Espero continuar siguiéndote y contándote todos mis cambios!

– Ingrid

Epílogo

A Ingrid es la que agradezco, pues pienso yo que fue la verdadera heroína de toda esta historia. Yo podré escribir artículos, correos y crear programas, pero estos de nada sirven si se leen y se olvidan.

Esa es la diferencia entre un recolector y un triunfador, y sus resultados son la prueba. Claramente Ingrid dejó de ser recolectora para pasar a ser una triunfadora.

Y tú también lo puedes lograr. Sólo debes empezar.

No tienes que hacer todos los cambios que Ingrid realizó. Puedes empezar por UNO sólo. Escoge alguno de los cambios que ella hizo o alguno de los TANTOS que ya has leído a través de algunos de mis artículos o correos.

Lo que importa es que empieces y dejes de prolongarlo.

Deja atrás tus miedos, preocupaciones y dudas. Dales una patada por donde más les duela y convéncete que eres capaz de lograr cualquier cosa que quieras lograr.

Estoy seguro que ahora Ingrid piensa igual.

Y si tienes algo lindo que decirle a Ingrid, sólo deja tu comentario abajo, estoy seguro que ella lo leerá y te lo agradecerá.

Añade Un Comentario

COPYRIGHT © 2017 | Cuerpo Al Dente